Invitada Boda Día

A día de hoy, puedo decir, que no he asistido a una boda por compromiso en mi vida, y éstas, son las que se disfrutan de verdad.

Cuando se casa alguien que tienes, más que por una amiga, por una hermana, los sentimientos están a flor de piel desde que comienzas a arreglarte. Compartir el enlace de una pareja que has visto crecer, vivir, reír, luchar, separarse y volver a encontrar su camino, es muy emocionante.

Si además, su familia la sientes como tuya porque así me lo han demostrado con el paso de los años, estás en casa, como se suele decir.

Nerviosita estaba la mañana del sábado, deseando verlos aparecer, y sobre todo, un momento que me encanta…cuando entra la novia, yo siempre miro la cara del novio, y por supuesto, como no podía ser de otra forma, la emoción brotó de sus ojos en forma de lágrimas de pura felicidad. Ojalá asi sea el resto de vuestras vidas y yo pueda presenciarlo. Deseo que me sigáis haciendo partícipe de cada etapa de vuestra vida. Os quiero mucho.

Estuve dudando qué look escoger para esta fecha, el tiempo podía cambiar de forma radical y así lo hizo, así que hasta el último momento, nada estaba decidido, pero el resultado fue más que aceptable. No las teníamos todas con nosotros, pero sí, al final salió el sol como te dije Vero, porque salías tu…..

Vestido de MANGO, zapatos bordados de ZARA, cartera de BIMBA & LOLA, tocado de tienda local y estola prestada.

Una invitada low cost…..quién dijo que hay que invertir un pastón para ir elegante a una Boda????

Y entonces llegó ella …..

Espectacular…….

Una espléndida madre de la novia…..

Ellas ……y con eso lo digo todo…..

Solo a “mi hermana”, en su día, se le podía ocurrir tener un detallazo conmigo…..

Sólo me sale decirte…..te quiero…..

 

Publicado por

Raquel Vilchez Pimentel

Tengo 34 años y soy de Granada. Licenciada en Economía y ejerzo como Gestora de Patrimonios en una Entidad Financiera desde hace 10 años. Apasionada del mundo de la moda.

Gracias por dejar tu comentario